20 junio, 2005

MRS RAID, MATA MOSCAS Y MOSQUITOS ( Y CUCARACHAS )

20 junio, 2005

Las cucarachas, como perdidas , daban vueltas en círculos haciendo pequeñas piruetas sobre sí mismas, lo que les provocaba una sensación de mareo y malestar que paliaban con un poco de sidra asturiana y unas raciones de pulpo al ajillo. Sus vidas eran simples, sin grandes preocupaciones que atormenten su mísera existencia, sólo comer lo que podían, reproducirse como podían y atemorizar a quien era susceptible de serlo.

Aquella noche vinieron unos hombrecillos vestidos con monos del color de la tierra y expulsando palabras desde un precario megáfono intentaron pagarlas con la misma moneda, meterlas el miedo en el cuerpo, - “ u os vais, o ateneros a las consecuencias “ -, ellas no sabían que secuelas o repercusiones podían tener esas amenazas y como de entre sus preocupaciones no se encontraba la de amedrentarse, decidieron seguir con lo único que sabían hacer, comer, reproducirse y dar miedo.

Al cabo de una semana un tubo metálico igual de ancho que el mundo en elque vivían, se introdujo como un habitante más en su pequeño cubículo, cuando salió de él, se llevó a más de la mitad de ellas, aunque la reina permanecía erguida, orgullosa, como diciendo, - “ de aquí no me saca ni dios “ -

La inquilina ya no podía más, no sabía que hacer, le dijeron que no debía preocuparse por nada, y que tras la fumigación el problema quedaría radicado, sin embargo no fue así. En consecuencia ante una situación extrema decidió actuar de forma extrema, cogió unas bolsas negras de basura con algún residuo que otro de comidas consumidas en las últimas semanas, se compró en una tienda de chinos unas antenas de esas que se iluminaban intermitentemente al compás de una melodía imaginaria y con unos palos de escoba que encontró en los cubos de reciclaje de la esquina, se hizo unas patas cubiertas de tiras de cinta aislante negra imitando a los pelos de los insectos; le colgaban del culo como si de unos finos alambres de tratasen. Tras ponerse el disfraz se roció de unos polvos mágicos que decían espantaban a los leones y se introdujo por el orificio dejado por los fumigadores la semana pasada.

Estaba oscuro, no bajó ninguna linterna por miedo a aullentar a las palomas, así que iba dando tumbos de pared en pared como una peonza cuandose choca con algo y toma el sentido opuesto. Perdió la orientación, ya no sabía si se encontraba bajo su casa o la del vecino, la cuestión es que inexplicablemente, tras unos minutos que le parecieron una eternidad, no vio a ninguna criaturita y decidió abrir la alcantarilla que tenía sobre sus cabeza. Sacó la cabeza para ver dónde estaba y una pezuña, quizás de caballo, de burro no era porque ya las había probado, le golpeó como un martillo en su desmelenada cabeza estropeando parte del disfraz y dejando las antenas luminosas sin luz y dobladas por la mitad. Aturdida salió del agujero, se quitó las gafas ultravioleta y observó como un enorme toro dirigía sus afilados cuernos hacia ella misma. Como no tenía nada rojo a su alcance con lo que defenderse, sacó un mañuelo de tela gris lleno de mocos secos e hizo lo que pudo. Le dieron el rabo y dos orejas que cogió orgullosa y con las que decidió plantar cara a las cucarachas utilizándolas como señuelo, si las encontraba, no tendrían escapatoria.

Se enfundó de nuevo sus patéticas patas que le arrastraban haciendo un ruído ensordecedor y salió por donde había entrado. Continuará....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Limpiar, limpiar ... sin parar!!!.

wweeggee dijo...

jreejr curioso humano que pretende triunfar en el mundo de las cucarachas. yo conozco una cucaracha que sueña con triunfar en el mundo d elos humanos, y tambien se disfraza, sera que hay que disfrazarse siempre para triunfar? ... ¡¡¡ Que Continue!!

YOYAYOYYAYA dijo...

Mi madre me decía que no le diera muchas vueltas a temas profundos o al final me volvería loco, así que a lo que comentas, voy a llevarla la contraria aún a riesgo de enloquecer. Creo que todos llevamos un disfraz puesto, la diferencia es que unos quieren triunfar en un ámbito de la vida y otros en otro. Yo como no tengo ambición me conformo con beber cerveza viendo una peli entretenida con mi chica, o de formas similares