21 septiembre, 2005

ENROSCADOS

21 septiembre, 2005

Como la raiz visible de un viejo roble,
como la trenza infinita e inacabada
como mis cordones cuando desatármelos me lleva más de 1 minuto
como las carreteras enmarañadas de una ciudad muy moderna
como tu y como yo
me enrosco en tí y aprieto aunque no ahogo

en esta tarde mis pupilas se dilatan intentando abarcar lo inabarcable
mi casa está encendida con tus rayos, mis mejillas con tu sonrisa y mi cuerpo con el tuyo
y mi cuerpo con el tuyo
y mi cuerpo con el tuyo...

1 comentarios:

Piolina dijo...

Qué bonito eso de enroscarse!!