04 octubre, 2005

LA LÍNEA DE LA VIDA

04 octubre, 2005
La línea de la vida la llaman.
Una fina cuerda de 0.2 cm de diámetro sujeta en sus extremidades por dos árboles.
Una vez arriba, los deseos de bajar son tan grandes que te quieres entregar al abismo, pero el pacto con el amo ya está hecho, 30 minutos de tu vida a cambio de perderla para siempre.
Así que te adentras en un laberinto de vértigo dentro, muy adentro del bosque con unos guantes de cuero como únicos aliados. Tu destino está echado.
De pronto, se produce un incidente, el maldito mosquetón no se cierra totalmente, llamo al guardián del abismo, sicario de su amo, no me hace ni puto caso, así que decido seguir, al fin y al cabo mi alma ya está vendida.
Un árbol, un par de fibras musculares quebradas por el esfuerzo de vivir, un pie aquí y otro allí y de pronto te das cuenta que estás disfrutando y deseando acabar esa parte del circuito mortal para empezar el siguiente desafío.
La adrenalina a cien y mi vértigo dentro del bolsillo esperando a que acabe para volver a salir. Creo que volveré a probar, esto de hacer el tarzán y resbalar en tirolina me ha gustado

2 comentarios:

wweeggee dijo...

no dije nada en su dia , pero me encanto leer aqui como la vida se puede convertir en una aventura

YOYAYOYYAYA dijo...

Gracias WWee, fue un fin de semana que me fui a hacer tirolina y tirarme por lianas, me lo pasé genial y eso que tengo vértigo, pero una vez arriba, la sensación de salvar la vida te hace olvidar todas las fobias