14 febrero, 2007

A SU DEBIDO TIEMPO

14 febrero, 2007
Teniendo en cuenta que la percepción del tiempo es relativa y todo depende del prisma desde el que observe, unos instantes para algunos o una eternidad para otros, llegué a la conclusión de que Darío llegó en su momento, a su debido tiempo, ni antes ni después.

Creo que todo podría estar relacionado, un motivo. Los avances sobre el conocimiento del origen del universo son grandes, sin embargo son inversamente proporcionales a la búsqueda de la verdad,en lugar de responder a las preguntas, a medida que sabemos más, también vamos alejándonos del origen, surgen más dudas.

Al parecer la Nada, mi realidad favorita, en realidad era un Todo, denso, lleno de energía y quizás hasta oscuro y no blanca, este blog bien podría haberse llamado el Todo Oscuro y no la Nada Blanca.Y en un momento, un relámpago, una chispa explosiva de energía y dentro de esa densidad oscura surgieron las estrellas, algún que otro planeta y constelación. Esto surgió hace 13.000 millones de años, a su debido tiempo, nuestro sistema solar data de 4500 millones de años.

Creo que la gestación de el Sr. Darío, ya sabeis, mi hijo, podría estar relacionado con todo esto, después de años de incredulidad, de creer que esto es así porque sí, creo que quizás todo podría tener un porqué, quizás haya algo detrás, no hablo de esos discursos aburridos que al igual que la política se utilizan como herramienta o arma para un fin totalmente subjetivo, no hablo de religiones ni nada por estilo, hablo de un motivo, un porqué del que por mucho que busquemos, ahora creo que no encontraremos

Como si fuera el nacimiento de alguna estrella, planeta o sistema solar, fui testigo de la creación al ver a Darío aquella tarde de invierno del 2006, dos milímetros luchando por existir, un ser diminito con un cerebro preparado para activarse y un corazón latiendo a un ritmo frenético, como si estuviera nervioso, como si no quisiera ser observado o quizás no deseara estar allí.

En cuanto llegué a casa, ilusionado, impresionado, acojonado, rápidamente busqué en Google de la creación de la existencia, el cuando, a dónde, y porqué. Pensé que Google podría tener la respuesta, como un dios, Gogle todo lo sabe, sin embargo por más que busqué no encontré nada.

Poco a poco parecía que esa sensación de debilidad que tenía Darío en el Utero, ese latir incesante, como diciendo que estaba mejor en algún otro lugar, lejos de allí, empezó a tornarse placentera, era evidente que se sentía a gusto, allí, en aquel nuevo lugar, entre cálidos líquidos masajeantes, la lucha por la vida se hacía más llevadera, sólo tenía que preoparse por crecer, alguien le había puesto allí y tenía que demostrar que podía con esto y mucho más.

Pues bien, como la incertidumbre que siembra la duda en un campo de interrogantes electrificados, al mismo tiempo que surgían los miedos propios del que va a ser padre, una tarde descubría que en el universo había, lo que los expertos llaman, una energía oscura, que al igual que el agua en nuestro planeta, casi lo cubre todo, una energía desconocida y oscura como el origen del Todo, llena de agujeros negros y de respuestas a las preguntas, el cuándo, a dónde y porqué.

Quizás Darío viene de allí o quizás sólo del amor de dos personas que decidieron crear un mundo en un instante, el caso es que mientras Darío crecía, yo decidía quedarme con mi Nada Blanca, es más real, más positiva, más mejor, es mi Nada Blanca, en la que he decidido vivir, aquí en mi realidad, con Darío, a su debido tiempo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nuestros hijos llenan de luz toda nuestra existencia,a pesar del dolor,de la dureza del crecimiento,de arrancarnos una parte de nuestro ser y ya nunca volver a recuperar nuestra individualidad,a pesar de todo,una sonrisa,una palabra,una caricia y todo se llena de un brillo intenso que,a veces,te hace llorar de pura emoción.Sabes que estás donde tienes que estar, a veces quieres correr y alejarte, a veces incluso lo haces y la oscuridad te atrae con fuerza,pero tu corazón,tu sangre,todo lo que ahora eres hace que retrocedas porque jamás podrás separarte del verdadero motor de tu existencia.
De la madre de Mario,que ya sabes que es mi nueva e inmutable identidad.

YOYAYOYYAYA dijo...

Bonitas palabras, lo cierto es que no se cómo se puede querer tanto a alguien que conoces sólo hace unos meses. El sacrificio al cambiar de vida o el miedo a cambiarla, sorprendentemnete se hace cuesta abajo cuando te mira directamente, a los ojos

Piolina dijo...

Qué bonito papi!!, mis ojos están llenos de agua. Mua