20 octubre, 2009

el apartamento

20 octubre, 2009
Me es inevitable comparar en este caso, el cómic con el cine, la estética de Will Eisner con una de mis películas favoritas de Billy Wilder, El Apartamento. Las clásicas fachadas de los edificios de Nueva York unidas por el papel timbrado del tebeo o por el cartón piedra de los decorados, peldaños que se elevan hasta una puerta en dónde habita el aburramiento con abrigo y orejeras, tardes frías de invierno, gente en la calles, la noche y el día, el blanco y negro que luce más que el color más colorido, personajes con traje negro, corbata y camisa arrugada, amor a segunda vista, esto es Billy Eisner, esto es para mí, El apartamento.

Supongo que no descubro nada nuevo y que la mayoría de vosotros la habeis podido disfrutar alguna vez, pero en estas líneas quiero elogiar la forma en que Billy Wilder nos cuenta una historia de amor sin grandes adornos, una historia real en la que, sin besos ni arrumacos, nos muestra el dolor por el sentimiento no correspondido, la parte buena de las personas, la vil y una lección que nos recuerda que "el que la sigue la consigue". Jack Lemmon a Wilder, salvando las distancias que hay bastantes, es como Johnny Deep a Tim Burton, regala una interpretación sin igual cambiando de registro pasando por la risa elegante sin apertura de boca, al llanto apaciguado sin grandes lágrimas pero con algún que otro ahogo contenido ( mira que me lo dice el psicólogo, desahógate, suelta lo que llevas dentro coñoooo..... ). Destacar también la actuación de Shirley Maclaine que interpreta un personaje que padeciendo también el síndrome del desamor al final es capaz de ver la realidad con la mirada y el corazón abierto, guapísima y atractiva.

Próximamente en la Gran Pantalla

5 comentarios:

Albero dijo...

Qué sugerente la relación que planteas: una relación estética entre Eysner y El apartamento.
Desde luego la has captado y transmitido muy bien.

YOYAYOYYAYA dijo...

Gracias Albero, como con seguridad la peli ya la habeis visto y a lo mejor no habeis leído mucho de Eisner, os recomiendo El Edificio y El Soñador, dos obras de arte que escribió entre el 86 yel 87 y que muestra la perfección esa relación con la estética de Wilder, en estos casos, apenas sin texto logra sumergir al vidente en ese mundo tan particular y tan real que el supo reflejar

ROY dijo...

Hola! en mi caso como imaginas, he visto "El Apartamento" y he visto mucho al genial Wilder, pero no he leído a Eisner... por lo que me lo apunto en el debe.
Entiendo no obstante, que la estética recoge más ejemplos del cine de aquellos años, donde Nueva York y sus edificios de viviendas eran un protagonista más. "La tentación vive arriba" del propio Wilder, o la impresionante "Desayuno con Diamantes", aunque con fotografía en color, ¿podrían también ser un ejemplo?
Gracias!

YOYAYOYYAYA dijo...

Desde luego que sí Roy, el encanto de estas pelis está recogido en los libros de Eisner, aunque en otra línea muy distinta a los cómics de Batman que te recomendé, apúntate los dos libros que cito, seguro que te gustan

Anónimo dijo...

No tienes ni puta idea, y encima te lo has creido