08 febrero, 2010

el cambio ( capítulo final 20:59-21:00 )

08 febrero, 2010
El cambio I........El cambio II.....20:59-21:00. Siempre ese taladrante ritmo en mis pensamientos, ese compás incesable, inplacable que atornilla mi cabeza, ese 3X4 en mis desgastados zapatos escalando los peldaños de una escalera imposible. Mientras subo me vienen a la cabeza todos los compases que alguna vez me acompañaron, el de los interminables minutos sin destino, el de los insípidos cigarros a medio apagar, el de los despertares con el único calor de mi almohada, el de las duchas compulsivas intentando limpiar lo poco que quedaba de mi humanidad y más recientemente el de las luces de neón de una vieja y húmeda posada o el del crack de unas hojas secas al romper y pienso si esta será mi última y definitiva canción.

5 minutos para las 21 y 4 para la primera hora que la carta anunciaba, las 20:59.

Al llegar arriba, tal y como imaginaba me encontré con los dos personajes que se colaron en un momento de poca creatividad, en mi novela tampoco debió haber sitio para un mayordomo venido a menos, ni espacio para dos escaleras, y sin embargo ahí estaban, así pinté mi decorado, al final de una espiral vertical, detrás o al lado de unos incontables escalones.

Eran las 20:59 y llegado a este punto no supe qué escribir, desconocía el desenlace, podría haberme inventado alguna historia inverisímil en la que los dos, el señor Trailord y yo mismo nos dábamos la mano e intercambiábamos vidas rutinarias por incertudumbres o dudas razobles o también podría esperar a las 21:00 para ver si el desenlace era positivo como el sueño del que hablaba Aristóteles o el tormento me mencionaba Nietzsche, sin embargo llegada la hora decidí concluir la historia con un punto y seguido, cerré el portátil, apagué el último cigarro del día, apuré los hielos de mi bebida y me acosté cerca de mi almohada soñando que mañana, al abrir el buzón, una carta cambiase mi vida, sólo una carta, oscura como la mano del manipulador, pero llena de esperanza

5 comentarios:

Vanesa dijo...

Ohhhh!

Ya te estas currando la siguiente historia!

deuntrazo dijo...

Al prota de la historia no le vendria mal un poco de aire matutino de ese refrescante, y en vez de una carta oscura y misteriosa, una postal desde las bahamas a ver si se anima!!

No en serio, muy bien la historia y con un curioso deselance.

Sin presión alguna espero con ganas el próximo relato :)

Un saludo!!

YOYAYOYYAYA dijo...

Gracias a los dos, espero yo también que en breve me salgo algo del cocotero. Un poco menos deprimente quizás, ya veremos...

Albero dijo...

Impresionante historia de una narración, que es la historia en sí y se diluye la intriga en una gran nada blanca. Es una especia de "no historia" borgesiana o tipo Bioy Casares.
Me quito el sombrero.

YOYAYOYYAYA dijo...

Gracias Albero, sabes que aprecio mucho tus comentarios