18 febrero, 2006

DETALLES

18 febrero, 2006
Ayer 19 de noviembre de 1994, a las 18:21, en una tarde desapacible por el agua y el viento, una niña me cogió de la mano y tiró de ella. Yo inocente de mí, agaché mi enorme cabeza, comparada con la suya, para preguntarla que quería y recibí un bofetón que todavía me dura el rojo rosado dolirido de la cara.
A veces los detalles nos ponen en situación pero son innecesarios cuando lo que quieres decir es tan sencillo y tan estúpido como " la puta niña me pegó un bofetón en la cara y me quedé con ganas de devolvérselo ".
La vida está llena de detalles innecesarios!!

9 comentarios:

porlacara dijo...

:)

YOYAYOYYAYA dijo...

Muy bueno Porlacara, suficiente.

Filos en Mundo de Sofía dijo...

La vida esta llena de pasos para llegar al final del camino, y necesariamente hace falta una huella que deje atras el sendero del que no queremos saber.

Muchos saludos y de nuevo las gracias por ser y estar.

Elva*

Filos en Mundo de Sofía dijo...

La vida esta llena de pasos para llegar al final del camino, y necesariamente hace falta una huella que deje atras el sendero del que no queremos saber.

Muchos saludos y de nuevo las gracias por ser y estar.

Elva*

Mentenferma dijo...

A veces uno se aferra y espera tanto en los detalles que todo queda en eso, en pequeños detalles que podrían haber sido más...

Un abrazo

YOYAYOYYAYA dijo...

Son como el lacito de la caja de regalos, a veces al quitar el lacito y abrir la caja, no que vemos dentro nos desilusiona

CHICO VIEJO dijo...

Me encantan este tipo de escritos. Intenté enlazar el artículo ayer cuando escribí el mío pero no se puede (o yo no pude), verdad?

YOYAYOYYAYA dijo...

Sí lo enlazaste Chico, acabo de probarlo y sí me ha llevado al artículo.

Anónimo dijo...

Mr. Charro también te anima a sacar la vena microrrelatera más a menudo, Yoyayoyyaya.