28 febrero, 2006

MIEDOS

28 febrero, 2006
Al abrir el armario sólo encontré oscuridad. Sudando miedo, lentamente, ladeé la puerta con manos poco estables y una vez más la oscuridad de dentro se mezcló con la de fuera esparciendo tonalidades grisaceas y azuladas por toda la habitación.
Volví a la cama más calmado, aunque sabía que en cualquier momento, como ya había hecho en otras ocasiones, él saldría de dentro.

Me arropé con el embozo dejando sólo los orificios de la nariz al descubierto para poder respirar relativamente bien, aunque llegado el momento, sabía que mi casco protector invisible me protegería al igual que a los astronautas en un mundo desoxigenado.

El sueño me fue tomando poco a poco, consciente de ello pero sin poder hacer nada para evitarlo, finalmente pasé a la otra dimensión. Al despertar me encontraba en su guarida, como tantas veces, pero en esta ocasión mi casco había abandonado la cabeza en alguna parte de la historia y tampoco empuñaba la espada laser de Luke Skywalker, no sabía cómo evitar el ataque así que relajé el brazo colgando de la cama, al descubierto, al alcance de la oscuridad, hasta que de nuevo volví a ella

6 comentarios:

angel dijo...

magnífico relato, con elmentos que hacen recordar Casa tomada, de Cortázar, pero con una dinámica y una estructura concentrada en la brevedad de su nitidez narrativa. He disfrutado también de la tenue y efectiva plasticidad de esa atmósfera tan intimidatoria del cuento.

saludos

YOYAYOYYAYA dijo...

Gracias por tus palabras Angel, ya sabes, yo y la oscuridad somos uno, a pesar de lo que pueda sugerir el título de mi Blog

Mentenferma dijo...

Menos mal que leí esto ahora después de comer y no entrada la noche... jejej.
Me ha gustado mucho, a decir verdad a mi parecer el verdadero miedo es el psicológico, y el hecho de encontrar en un sueño tu mayor pesadilla resulta realmente aterrador...

¡Un abrazo!

traç man dijo...

fliiipa, genial yoyayoyyaya, es estupendo.
Cuantas veces habré intentado irme a la cama queriendo soñar algo y no lograrlo, es extremadamente difícil, nunca lo consigo.

Piolina dijo...

Qué miedo me da la oscuridad!!.
Si la mente no fuera como es podriamos soñar dulcemente siempre, pero...

YOYAYOYYAYA dijo...

Mentenferma, resulta aterrador pero yo debo ser un poco masoca porque me gusta pasar miedo, ese miedo irracional que cuando pasa en los sueños y te despiertas en medio de la oscuridad, destapado, te parece lo más racional del mundo.
Traç, estaría guay que pudieras programar tus sueños y recordarlos siempre, tendríamos una vida mucho más completa y la sensación de inactividad de un tercio de tu vida no la tendríamos